iPhone 12 podría retar al cerebro humano

El iPhone 12 podría retar al cerebro humano

Dos académicos abordan los avances tecnológicos para los próximos 5 años. Su conclusión es que el futuro llegará mucho más rápido de lo que imaginábamos; incluso, el iPhone 12 podría tener la misma potencia de cálculo que los humanos.

Por Chase Peterson-Withorn

Los médicos robots, las vacaciones de realidad virtual y los cepillos de dientes inteligentes son sólo algunas de las cosas que el mundo puede esperar ver en un futuro no muy lejano, dice el investigador y profesor de Stanford y Duke Vivek Wadhwa.

Durante un discurso ofrecido en la conferencia “Closing the Gap” del multimillonario Jeff Greene, se refirió a la creciente brecha entre ricos y pobres, y cómo las máquinas podría matar millones de puestos de trabajo de cuello blanco. Wadhwa esbozó una visión digna de la ciencia ficción para un futuro que, dice, pronto será una realidad gracias a la rápida innovación tecnológica.

“El futuro llegará mucho, mucho más rápido de lo que nadie imaginaba”, dijo Wadhwa, explicando que el crecimiento de la tecnología ha sido exponencial, lo que significa que la tecnología avanza con una velocidad cada vez más acelerada.

Tardamos más de un siglo para pasar del primer teléfono de Alexander Graham Bell al icónico modelo de Gordon Gekko en la película Wall Street. Apenas dos décadas más para llegar al primer iPhone. En 2010, 1,000 dólares te comprarían una PC con el mismo poder de cómputo que el cerebro del un ratón; pronto podrás comprar una tan poderosa como el cerebro humano.

“En unos siete u ocho años, el iPhone 12 tendrá la misma potencia de cálculo que tú”, dijo Wadhwa.

Una de las mayores áreas de innovación está en el campo de la medicina. Hoy hay apps de enciclopedias médicas, fundas que convierten tu teléfono inteligente en un monitor cardiaco y dispositivos que pueden conectarse a un smartphone para detectar cáncer y enfermedades de transmisión sexual. La plataforma de software de código abierto ResearchKit de Apple permite a los investigadores médicos recoger datos de los millones de usuarios de iPhone en todo el mundo y también ofrece pruebas para cosas como el asma y la enfermedad de Parkinson.

“La medicina se está volviendo digital”, dijo Wadhwa, quien piensa que con el tiempo seremos capaces de usar la inteligencia artificial en vez de a un médico para buena parte de nuestra atención médica. Él imagina a nuestros dispositivos monitoreándonos constante e incluso enviándonos mensajes de texto cuando comamos demasiado pastel o cuando estemos a punto de enfermarnos y necesitemos tomar medidas preventivas. “Esto pasará en los próximos cinco años”, dijo Wadhwa. “No es ciencia ficción, estamos hablando de esta década.”

El Internet de las cosas también ayudará al monitoreo médico, conectando tu refrigerador inteligentes a tu cepillo de dientes y a tu regadera para monitorear tu estado de salud, “No tengo ni idea de lo que van decirse el uno al otro, pero te garantizo que van a ser chismes sobre ti”, afirma.

Wadhwa también pintó un panorama sobre los principales avances en realidad virtual. “En la década de 2020 visitaremos diferentes planetas a la hora de la comida, iremos de vacaciones a Tahití sin necesidad de movernos y no nos costará prácticamente nada”, dijo.

Wadhwa no fue el único orador en la conferencia que predijo grandes cambios. Salim Ismail, quien es embajador mundial de la Singularity University, que educa a los líderes sobre la tecnología de vanguardia, hizo eco del optimismo de Wadhwa. Ismail señaló aplicaciones que pueden tomar los clips cortos de la voz de alguien y analizarla para determinar el estado de ánimo del hablante. Él dice que el análisis de emociones podría hacer imposible decir una mentira dentro de cuatro o cinco años.

Muchos de los avances –como caída de los costos de la energía gracias a la tecnología solar– ayudarán a sacar a millones de personas de la pobreza. Pero podría, al menos en el corto plazo, dejar a millones en el desempleo una vez que la tecnología sustituya a los seres humanos. Él dice, señalando a un análisis de datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos, que los conductores de camiones tienen el trabajo más popular en 29 estados de ese país, pero que esa línea de trabajo es poco poco probable que sobreviva al auge de los vehículos autónomos. “Estamos digitalizando todos los aspectos del ciclo de vida del producto”, dijo Ismail. “No estábamos preparados para eso.”

Según Ismail, el impacto que la tecnología disruptiva está teniendo en prácticamente toda la sociedad requiere una gran respuesta: “Tenemos que reformular todos los conceptos sociales que tenemos.”

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Agregue un comentario